22/08/2019 VILAR DE MOUROS. EL CULTO Y LOS PREDICADORES

COMPARTE

Fotos: EDP Vilar de Mouros Oficial/Solofolar Videos: L.Santiso

Recuerdo que fue en el 2000 cuando descubrí VILAR DE MOUROS. Los reclamos Skunk Anansie, Iron Maiden, Henry Rollins, Sonic Youth…una mezcla espectacular, sin complejos que nos llevaba a esta pequeña población al norte de Portugal y muy muy cercana a la frontera con Galicia.

Desaparecido durante unos años, y siendo el festival más antiguo de Portugal, resurgía de nuevo en 2014 a lo grande…

La edición pasada ya nos dejó boquiabiertos con ese line-up en el que estaban Incubus, Deus o Editors, y este 2019 se nos caía la baba con un cartel de sueño húmedo noventero.

Quién se puede resistir a Therapy?, Manic Street Preachers y The Cult en un sólo día??? Esto el jueves, pero el resto de los días también eran para caer de culo: Prophets Of Rage, Nitzer Ebb, Skunk Anansie (muy queridos en Portugal), The Offspring… orgásmico para un noventero de pro!!!

Cómo comentaba un conocido en el festival, “En Vilar de Mouros siempre veo a bandas que me quedaban pendientes y que en su momento era casi imposible desplazarse a verlas...”

Y, aunque muchos de nuestros acompañantes disfrutaron de los tres días, un servidor sólo pudo asistir el JUEVES 22…y vaya día!!!!

Vilar de Mouros es una pequeña población al Norte de Portugal, cercana a Vila Nova de Cerveira (muy muy recomendable). Un ambiente que me recordó a esos “azkenas”, lleno de autenticidad, rock de verdad, no de ese de mentirijillas lleno de pose y postureo… y es que sólo hay que ver la media de edad de los asistentes… Aquí se viene por la música lo primero !!!!

La confirmación de THE CULT con ese aniversario de “Sonic Temple” redondeaba un cartel que colgó el cartel de SOLD OUT viernes y sábado. BRAVO.

Llegada al recinto, cruzamos ese mítico puente-acueducto y entrábamos a primerísima hora en el festival, donde comenzaban los portugueses TAPE JUNK, demostrando la altísima calidad de las bandas de país vecino y el desconocimiento que tenemos de ellas. Una especie de folk-rock perfecto para abrir y dar la bienvenida en el Palco MEO.

Tras ellos tocaba el turno al primer revival 90 de la noche: THE WEDDING PRESENT. Otros veteranos de la primera hornada indie-pop (cuando se comenzaba a usar esa etiqueta). Los ingleses tenían sus adeptos pero nuestra cabeza estaba en otra parte preparándose para lo que vendría después.

Cambio de escenario y primera actuación en el Palco EDP.

ANNA CALVI rockeó de lo lindo. La británica, que no dejó de recordarme a PJ Harvey, mostró, no solo su destreza vocal, si no todo una fuerza guitarrera que nos preparaba para lo que se nos venía encima. Toda una sorpresa de directo que me encantaría disfrutar en las distancias cortas.

Cambió de escenario y turno de THERAPY?

Es una de esas bandas que tuvieron su explosión en esa todopoderosa MTV (cuando era una cadena musical y no telebasura) dónde programaban sin descanso ese hit “Nowhere

Nunca me consideré fan acérrimo del power-trío irlandés pero ese “Troublegum” de 1994 me parecía un buen pepinazo y nunca se habían cruzado en mi camino conciertero hasta llegar a Vilar de Mouros.

Amigos festivaleros me hablaban de sus virtudes en directo pero he de decir que, quizás, me quedé a medias. Mi sed quedó saciada…sólo eso. Su frontman, Andy Cairns, super comunicativo con el público, muy bueno ese comentario tras sonar Isolation (cover de Joy Division), vino a decir algo así como que “flipáis con esta puta versión…manda cojones”. No es una traducción literal pero si fue el contenido de sus palabras. Por supuesto sonó Nowhere y otros tantos hits, aunque su sonido no me pareció del todo bueno y la voz de Andy ya no es lo que era… Ahora sí, de actitud y ganas van sobrados.

Vuelta al Palco EDP para el megasorpresón de la noche y uno de los mejores bolos a los que he asistido este verano (que no han sido pocos!!!): los galeses MANIC STREET PREACHERS.

Un sonido cristalino, un repertorio alucinante, un estado de forma y una profesionalidad innegable. La voz de James Dean impecable (no cómo la de muchos coetáneos y grandes estrellas que dan vergüenza ajena y arrastran sólo el nombre). Juegos de luces y visuales que recordaban en todo momento al llorado Richey James. Y es que cuando empiezas con Motorcycle Emptiness, y van cayendo You stole The sun, La Tristessa Durera, Love Us, Everything Must Go, Little Baby Nothing, Tsunami, If you tolerate this…. Todo con un gusto, un saber estar y una delicadeza encomiable. Sólo pude caer rendido a sus pies. Una maravilla !!!!!

Tres veces que ya coincidí con los Manics y sin duda este fue su mejor bolo.

Si he de poner algún pero al bolo y quedarse en 9,5/10 (jajajaj) es esa innecesaria cover del Sweet Child O´Mine de los Guns… Hubo gente que alucinó, yo me quedo con el resto.

Y llegaba mi momento deseado, ansiado, anhelado, esperado… ni más ni menos que THE CULT se presentaban (por fin!!) ante mí celebrando esa obra maestra de rock atemporal: “Sonic Temple”.

En su momento me jodió no asistir a esta celebración en el pasado Azkena de Vitoria, e intuía que la oportunidad no volvería a repetirse pero… Gracias Portugal, gracias VILAR DE MOUROS!!!!

Si “Electric” formó parte de la BSO de mi juventud con clasicazos como Lil´Devil, Love Removal Machine, Wild Flower, «Sonic Temple» marcó a fuego mi corazón más rockero. Un disco que algunos tildaban como un giro de los británicos hacia sonidos más metal, incluso algunos fans primigenios (gothic) renegaban de la banda… Quién puede decir algo en contra de joyas como Edie (Ciao Baby), una de los mejores medio tiempos de la historia (Siiiiiiiii…pese a quién pese), esa inicial Sun King, la incendiaria Fire Woman o el salvajismo de New York City!!!!???

Miedo tenía a que Ian saliese fuera de control (su curriculum…) pero creo que la edad lo ha apaciguado y el cabronazo está en plena forma…vaya vozarrón y saber estar!!!!

Lo mismo que dije para James Dean de los “manics” se puede aplicar al Sr Astbury, YA LE GUSTARÍA A MUCHAAAASSS GRANDES ESTRELLAS !!!!!

Y qué decir de la guitarra de Billy Duffy? Sin palabras. Actitud, energía, fuerza, acordes que retumbaban en el alma (no exagero). ROCK!!!!!

Y todo ello con la destreza de un Tempesta a la batería que clavaba cada uno de sus golpes….Brutal.

He de decir que al comienzo, el sonido no me convencía (que no era malo, OJO!) pero quería más, y vaya si lo dieron!!!

Un repertorio de ensueño en el que sonó todo el Sonic (salvo si mal no recuerdo: Wake Up Time For Freedom, Soldier Blue y Medicine Train???) además de Rain, She Sells Sanctuary, Rise y un final apoteósico con Wild Flower y Love Removal Machine...Orgasmo!!!!

Eso sí, los señores Duffy y Astbury apenas se miraban a la cara, pero… a estas alturas qué más da???

Un sueño hecho realidad, tarde??? Quizás. Pero …tirando de refranero (jajajaja) nunca es tarde si… y la dicha fue impresionante, emocionante…

Últimamente he visto muchas grandes glorias, mitos, leyendas…arrastrándose por los escenarios, pero lo de THE CULT nada tiene que ver: dignidad, estado de forma, profesionalidad, contundencia y saber estar. Entre mi particular “top ten” de 2019.

Mil gracias a la organización del EDP VILAR DE MOUROS por haberme hecho cumplir un sueño.

Todo un exitazo que ya anuncia fechas para 2020: 27-28-29 Agosto. Tomen nota!!!!


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *