CRÓNICA V EDICIÓN CORTA/PEGA @ MALATESTA (SANTIAGO DC)

COMPARTE

Os presentamos en diversas ocasiones del CORTA/PEGA, un festival que apuesta por la electrónica gallega y detrás del cual está la Asociación Desconcierto Cultural. 

Este 2018 cumple su 5ª Edición (algo de lo que nos alegramos y esperamos que continúe así de bien)

Por diversos motivos, sólo he podido acceder a tres de los conciertos planeados.

Al llegar al pequeño festival comenzaba el concierto de ALLOVA.

El grupo liderado por Alla Mikhaylova (voz, teclados y sintetizadores) propone un sonido que se acerca al trip-hop, a esa la electrónica con reminiscencias de grupos como Massive Attack. La acompañaban un guitarra funky y un batería que, junto a Alla, daban un empaque muy orgánico. Una banda que promete. Venían a presentar las canciones que formarán su primer EP y dejaron un buen sabor de boca.

Al terminar el show de Allova, salió a escena BONECO

Una electrónica que también recordaba a Massive Attack o a Portishead (incluso diría que tiene ciertas similitudes con Dataline, seguramente porque las influencias sean las mismas) pero que poco tenía que ver con el show anterior. La electrónica de Luis Hortas, es una electrónica de sonidos muy pulidos, con arpegios muy cuidados y un poco más orientada al baile. La gente comenzaba a animarse. 45 minutos supieron a poco. Todos los presentes nos quedamos con ganas de más.

Tras Boneco, era el turno de MÚSCULO!.

Uno de los platos fuertes de la noche y que continúan presentando su LP homónimo. Los de Valga salieron a escena envueltos en una nube de humo, con una iluminación roja que sólo nos dejaba entrever sus siluetas tras esa cortina de humo rojizo que continuó durante todo el show.

He de decir que los vi en concierto el pasado año, en un Atardeceres No Gaiás, en el que contaban con Martiño (Disco Las Palmeras!) a la batería en algunos temas… no tenía nada que ver con los Músculo! de esta noche. Su sonido ha evolucionado muchísimo (su anterior trabajo data de cuatro años atrás) y, personalmente, me sonaron a electrónica de club (lo cual no es malo). El concierto animó a todos los presentes a moverse tras el calentamiento de Boneco, pero de nuevo, supo a poco, echando de menos algunos temas extra, ya que el concierto duró unos 50 minutos.

Un diez para la organización. Da gusto ver festivales con grupos (y grupazos) de aquí, en una sala que suena de lujo, a un precio asequible y en un horario decente.

Fotos: Pascual C. y Desconcierto Cultural Facebook

 


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *