CRÓNICA SHELLAC+DECIBELLES (06/06/2018 A CORUÑA)

COMPARTE

20:55 llegada. La puntualidad del tren ayuda que a las 21:15 y directo de Pontevedra ya esté uno en las inmediaciones del Playa Club (A Coruña) caña en mano, junto a miembros de los Knives, preparado para un miércoles ¿atípico? y una descarga de lujo de mano de la promotora Work On Sunday. Hablamos del doble cartel formado por SHELLAC+DECIBELLES…y es que no todos los días te visita el artífice de obras magnas como “In Utero” de Nirvana y “Surfer Rosa” de los Pixies.

Siempre insistimos en SOLOFOLAR que hay que acercarse a ver a las bandas teloneras (no me gusta nada este término), pero es que la mayoría de las veces te llevas muy gratas sorpresas como fue el caso de l@s franceses DECIBELLES.

Vaya tres bestias. Insisto: Sorpresa… y de las buenas.

Rollo riot girrrrl total, una batería aplastante, una actitud como pocas, canciones breves, directas y enérgicas, dos voces a cada cual más chillona y asalvajada, todo muy punk muy pop muy garageLe Tigre, Babes In Toyland o Bikini Kill seguro que están entre sus bandas favoritas. Después de lo de ayer ya tienen al menos un seguidor más. Por cierto, en las primeras filas estaba Steve Albini flipando con las francesas. BOLAZO.

Lo último de Bowie sonaba los altavoces de la sala cuando dio inicio la descarga de SHELLAC.

Una puesta en escena, sin juegos de luces de ningún tipo, tan sólo unos focos estáticos, que (además) la banda pidió que bajasen de intensidad; bajo, guitarra y batería alineados a la misma altura, nada del típico batería al fondo del escenario.

Un sonido que fue de menos a más y una descarga que si has visto a SHELLAC en alguna ocasión pues ya te puedes imaginar. Ritmos matemáticos, contundencia, un bajo metálico omnipresente en perfecta conjunción con ese batería sobrehumano que es Todd Trainer. Un empaque y medida que tiene horas y horas de ensayo, además de una inusual complicidad entre los tres.

Un sonido que me retrotrae a esas bandas puro DIY del underground yanqui, me refiero a gente como NomeansNo, Alice Donut, incluso al punk demencial y retorcido de Jello Biafra y Dead Kennedys…pero sobre todo a una de las mejores bandas que han existido nunca: FUGAZI.

Sí!!!! y es que me da igual lo que piense Albini, Weston y Trainer, SHELLAC me recuerda horrores a los de Washington DC, aunque les falta ese toque, esa chispa, ese lado más accesible que poseían Fugazi.

Solos de batería, pequeños speech, devaneos instrumentales laberínticos, riffs marciales, alargando algunos temas hacia momentos hipnóticos que dejaban al público sorprendido a la par que descolocado. Insisto en esa puesta en escena espartana, minimalista, sin luces ni flashes, ni nubes de fotógrafos disparando fotos por doquier…tan sólo tres tipos, sus instrumentos y sus canciones.

Hora y cuarto de show, nada de bises, terminando con Albini y Trainer recogiendo (literalmente) sus instrumentos , mientras Bob Weston seguía machacando las cuatro cuerdas con un riff interminable.

Me repito más que el ajo (jajajaja) pero cuanto han aprendido de SHELLAC bandas tan actuales y modernas…y cuanto han aprendido Shellac de Mckaye, Canty, Lally y Picciotto….o no ??!!!

Lo dicho, miércoles de lujo, sorpresón con las Decibelles, pero tocaba madrugar al día siguiente; aunque para algunos sirvió de calentamiento o aperitivo de lo que será el Primavera Sound de Oporto este fin de semana, en el que lógicamente, estarán Albini y los suyos, banda residente oficial del festival de festivales.

PD: Las fotos son las que son, además la banda no era muy amiga de foticas varias… haber estado allí; y los videos  que comparto ilustran muy bien lo vivido el miércoles en el Playa Club!!!!

 


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *