ESMORGAZO!

COMPARTE

A la tercera fue la vencida. Por fin, tras varios intentos fallidos, pude asistir a uno de los festivales más interesantes de Galicia, y casi no lo cuento (catarrazo vil)

Digamos que por poner una pega al Esmorga Fest, esta sería el clima, pero aun así, señores y señoras, no se pierdan la próxima edición del que es, probablemente, el festival más riquiño del panorama gallego. A pesar del jodido frío, la lluvia y el viento que hacía en Sarria en pleno marzo!

Fantástico festival!

Llegamos a Sarria el sábado, a eso de las 15:30, con lo cual, nos perdimos un par de grupos del escenario Jägermusic. La climatología no acompañaba un carajo, llovía, hacía frío y estábamos serenos.

La organización tuvo el acierto de cambiar de ubicación esos conciertos programados al aire libre, en el edificio de la unión, y sin salir del mismo, nos buscaron cobijo bajo cubierto.

Sin tiempo apenas para tomar los primeros tragos de cerveza arrancaba el concierto de LA PLATA.

Poco sabía de estos valencianos (reciente fichaje del sello Sonido Muchacho) que rezuman años 80 por los cuatros costados. Sus melodías poperas aceleradas, sintes envolventes y esa rabia punk contenida no llegó a cuajar por culpa de un sonido tirando a malo, debido seguramente, a ese cambio in extremis de localización. Una lástima, ya que me estaban gustando. Habrá que esperar a otra ocasión para poder disfrutarlos.

Tras unas dos horas de licores cafeses, cervezas y algún cubata que otro, pasamos al escenario principal: la discoteca LITMAR.

La cosa empezó cojonudamente, abrían RAYOTASER.

Y vaya manera de abrir, oigan. O lo que es peor, vaya manera de No Cerrar. Hay cosas que nunca entenderé por mucho que me lo expliquen y una de ellas es la mala gestión de recursos. Quiero decir, si tienes un pedazo de grupo revienta-pistas para cerrar ¿por qué no lo usas? Pueden explicármelo mil veces que no me entrará en la cabeza.

Pues se suponía que era un trío el grupito este, los Rayotaser, aunque allí solo se presentasen dos, pero es que en realidad, ni nos dimos cuenta. Housete del güeno, electrónica, sonidos latinos, se pegaron un festín de ritmos estos cabrones, que nos pusieron patas arriba en 0,2.

Y cuando todavía estábamos flipando con los vigueses, salió a escena la apisonadora total: JARDÍN DE LA CROIX.

Unas semanas antes del festival, en casa, investigando las bandas que no conocía, escuché unos temas, mejor dicho, vi unos videos de los madrileños en youtube (no es que haya visto videos de madrileños en youtube, se entiende ¿verdad?) y coño, o escogí lo más tranqui de sus 4 discos , o no sé que coño pasó… pero esos no eran los que yo había escuchado.

¿Conocéis esa típica imagen a cámara súper lenta de tu cara azotada por vientos de 200km/h?

Pues eso fue su concierto.

Todo un repertorio de math rock , de rock progresivo y post punk, que nos dejaron embobados y abrumados a la vez, con esos cambios de melodías y de riffs demoledores, respaldados por la descomunal batería de Israel Arias. Increibles.

Los siguientes en salir a escena fueron unos veteranos de la escena indie patria: NUDOZURDO

Aquí he de decir que si bien en el escenario pequeño, con La Plata, el sonido era tirando a malo, en esta ocasión fue peor. No se escuchaba la voz de Leopoldo Mateos y eso le restó emoción y fuerza a un directo que, si ya es bueno de por sí, se quedó cojo de sentimientos al no poder disfrutar de sus letras y de su narrativa vocal. Una pena porque dieron un buen repaso a su discografía, tocando clásicos y temas de un último disco «Voyeur Amateur», que sonó bruto, sucio y rotundo exceptuando la voz. Hay que ver lo que mejoran algunas bandas con el paso del tiempo.

Y tras el concierto de los madrileños Nudozurdo, la infantería catalana se desplegó en el escenario a base de guitarrazos y golpes de batería primitivos: CALA VENTO

Pese a que muchos de los que me acompañaban hicieron cortina de humo con este dúo, ya que no les convencieron, el concierto fue una brutalidad. Dos en el escenario que a base de caña y guitarreo parecían 20. Es la tercera vez que los veo en directo y no puedo hacer otra cosa que idolatrarlos. Su disco Fruto Panorama debería estar en los reproductores, minicadenas o teléfonos de todo dios. Derrochan energía a cascoporro y eso queridos amiguis, poca gente lo consigue.

Media hora más tarde llegó, lo que para mí fue un auténtico bluff: los WAS.

No es que la gente no lo disfrutase y que no nos hiciesen movernos o que sean malos; es que desde aquel prometedor debut bajo el nombre We Are Standard (con auténticos rompepistas como on the floor, pressure etc etc) me da la sensación de que cada vez que los veo en directo (y han sido muchas veces) estoy viendo a los love of lesbian de la inditrónica nacional. Que se han acomodado vamos, que hacemos un concierto correcto y punto. Que no arriesgan. Nada que ver con sus discos, en los cuales se ve una evolución de sonido más clara. Evolución que no plasman del todo en directo.

Y para finalizar el sarao ya que al bueno de PÁLIDA (no hace falta que diga lo que mola este chaval) no lo pudimos ver debido al cansancio propio de la edad y a los estragos que ocasionaron en nosotros la ingesta masiva de tapas variadas, llegó el pogo final, la revolución Ye Ye remasterizada llegada de tierras catalanas: MUJERES

A pesar de la hora y de que podía haber cerrado perfectamente Rayotaser (como dije antes), los barceloneses, montaron la fiesta padre (y eso que tuve que lidiar con amigas que no paraban de hacerme el gesto de voy a vomitar).

Purita energía en directo, que sumada al espectáculo que dio todo un frontman al bajo, como es Pol Rodellar, hicieron las delicias de una parroquia totalmente entregada deseosa de saltar, berrear y desmadrarse a base de hits tan rotundos como “Un Sentimiento Importante”.

Fantabuloso su concierto.


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *