FIRST TIME AT MILHÔES@BARCELOS

COMPARTE

Muchas ganas de conocer el MILHÔES DE FESTA.
Amigos y colegas en esto de las redes nos habían hablado muy bien de este festival portugués.

Una apuesta 100% por lo diferente, por lo desconocido y con una variedad de estilos que van desde el jazz hasta el grindcore… imaginaos el abanico!!!!

Bandas llegadas desde todos los rincones del mundo. Presencia gallega en muchas de sus ediciones (dIOLA, Uppercut, Puma Pumku, Disco Las Palmeras!…este año estaban Bala y Nashgul !!!!). Auténticas joyas del underground, performances, reivindicación de lo verdaderamente alternativo, bandas de culto con cientos de seguidores se han acercado en más de una ocasión a este ecléctico festival; High On Fire, Graveyard, Ho99o9, Orange Goblin, The Goat, Liars, Karma To Burn…siempre un guiño al metal más underground junto a propuestas arriesgadas y por supuesto sin olvidarse de la inmensa (y desconocida) escena portuguesa…
Un festival sin prejuicios ni fronteras estilísticas !!!!!


El Milhôes tiene lugar en Barcelos, población muy cercana a Braga (una de las poblaciones más grandes del Norte de Portugal, ciudad de otra banda admirada en Solofolar: QUADRA).

Barcelos está a poco más de dos horas de A Coruña (nuestro punto de origen), a unos 40 minutos de Tui.
Parada del Caminho Portugués, y conocida también por ese famoso gallo, símbolo del país.

Tan sólo acudimos el sábado 8, pero nos quedamos con ganas de más para próximas ediciones. Cambio de fechas (normalmente se celebraba en fechas de Julio) que facilitó nuestra asistencia esta edición, atraído por la presencia de los ingleses Electric Wizard, pero en realidad era la excusa perfecta para conocer el Milhôes !!!

Salida temprana de A Coruña y, ganando una hora por el cambio horario, llegamos con tiempo para conocer un poco Barcelos
Alojamiento a pocos metros del recinto del festival. Un hostal que nos sorprendió por situación, precio y servicio: Barcelos Way Guest House (49E) con desayuno buffet incluído; situado en la entrada de la ciudad (en Barcelinhos) justo antes de cruzar el puente sobre el río Cávado que nos lleva a la Iglesia de Sta Mª Maior, al Paço Dos Duques de Bragança (del que quedan apenas paredes y chimeneas y que alberga el Museo Arqueológico de Barcelos) y al edificio del Ayuntamiento.


Cruzando ese puente del río y hacia la dcha pronto nos topábamos con el recinto festivalero (cercano al Museo de Olaría), además de una playa y paseo fluvial con un paisaje de lo más recomendable.

Pero antes de entrar en materia, parada para comer, nuestra elección: A Casa dos Arcos.
Comida portuguesa, sitio acogedor, todo muy rico… Entrantes, dos platos principales, bebidas y vinho de Oporto, unos 20E por cabeza.

Paseillo y primera toma de contacto con el festival en sí.
Escenario Piscina.
Maravillas me habían contado de este escenario sito en la Piscina Municipal.
Dos piscinas, amplia zona para tomar el sol, barra con buenos precios, gente respetuosa, sin desbarres innecesarios y sin aglomeraciones incontroladas.


Un pequeño escenario (que podías disfrutar desde el agua) en el que nos llevamos la primera sorpresa del día: GONÇALO.
Banda portuguesa que desconocía totalmente. Tres músicos: batería, guitarra y sintetizadores.
Loops tirados con gusto (total control por parte del guitarrista de ese conocido looper-delay que es el Line6). Un estilo cercano a un post “electrónico”, cercanos por momentos a nuestros queridos Sensible Soccers. Fragilidad y ambientes que nos sentaron de lujo en la sobremesa. Insisto en recomendarlos, no dejéis de escuchar su último “BOAVISTA”. Una delicia.

Tras ellos otra banda desconocida para un servidor: Nathalie Sharp, una especie de performance extraña mezclada con una electrónica desquiciante. No nos enganchó, incluso diría que su propuesta no era la más apropiada para esas horas de la tarde, ni tan siquiera ese azul pitufo en sus caras… igual es que no soy “tan moderno”

Ducha rápida en el hostal y de vuelta al recinto principal donde se situaban tres escenarios: Taina, Milhoes (el principal) y Lovers (existía un cuarto escenario sorpresa: Palco Cidade, al cual no asistimos por horarios varios)


Un entorno magnífico con el río Cávado de fondo, un paseo fluvial rodeado de murallas y una especie de anfiteatro delante del escenario Milhoes que facilitaba el disfrute y visión del mismo.

Nuestra primera parada fue el pequeño Taina donde tenía lugar la descarga de unos muy conocidos en SOLOFOLAR: las bestias grind NASHGUL.
Repartiendo cera, con un sonido que no hacía justicia, pero que consiguieron liar una buena en las primeras filas. Tienen sus adeptos en Portugal (sus visitas a Barroselas se notan), además muchos colegas gallegos entre el público. Breves y brutales cerraban este pequeño escenario.


Explorando y escuchando los días previos las bandas que conformaban el cartel del sábado , me llamó la atención la belga WWWATER.
Fue la encargada de abrir el Palco Milhoes. Y allí desplegó su electrónica, con momentos pop y otros más experimentales. Momentos que incluso me recordaron a unos Chvrches o a Solange. Agradable y totalmente opuesto a lo vivido hacia unos minutos con Nashgul…esto es lo mola del MILHÔES…contrastes.

Cambio de escenario, nos fuimos a conocer el Palco Lovers donde tenía lugar la descarga de GAZELLE TWIN. Experimentación y performance, imagen impactante para una artista multidisciplinar que no me acabó de entusiasmar. De hecho me quedé bastante frío pues era uno de los reclamos del line-up del sábado. En fin…

Apuntar que el público no era numeroso; no sé calcular pero quizás unas 2000-2500 personas en un recinto amplio y cuidado que facilitaba el acceso a las barras y alejado 100% de aglomeraciones de cualquier tipo.


De vuelta al Palco Milhoes, nos acomodamos con unos refrigerios para disfrutar del jazz de la jovencísima saxofonista: Nubya García.
Impresionante lo de esta chica, una de las figuras más importantes del resurgir del jazz en Londres, una auténtica superdotada y virtuosa con su instrumento, rodeada de unos músicos bestiales, dejaban boquiabiertos a los asistentes. No es un género que siga asiduamente pero me quito el sombrero ante esta gente.
Al finalizar el bolo Nubya charlaba con gente del público mientras…fumaba un cigarrillo !!!! También…unos pulmones privilegiados.

Tocaba el turno a otras conocidas en esta web: BALA…y es que hay algún festival en el que no hayan tocado este verano !!!???
Lo de Anxela y Violeta es 100% curro, nadie les ha regalado nada y si están ahí es por ellas mismas, no te quepa duda !!!
Han puesto gran parte de su vida en la banda y de hecho lo dan todo cuando se suben al escenario.
Contundencia y salvajismo, pasión y amor por lo que hacen. Se han recorrido casi todo el mundo de bolo en bolo (y no exagero) y así lo demostraron abarrotando y llenando con su presencia el escenario Lovers.

He de decir que el sonido no me acabo de convencer (sería la zona en la que estaba???) pero dieron lo que me esperaba de ellas… y también pienso que vendría bien una vuelta de tuerca…o un(a) bajista…no sé…ellas saben perfectamente lo que tienen que hacer. Todo nuestro apoyo. Chapeau.

Y tras BALA, el momento esperado de la noche, los británicos ELECTRIC WIZARD.
Desde 1993, los de Dorset son una banda complicada de ver en directo, auténtico metal de culto. Los descubrí gracias a una de las recomendaciones del amiguete Dopi (Machetazo, Bodybag, Defender, Liturgical Damage, Disshammer…).

No me considero fanático de la banda, de hecho algunos de sus temas me llegan a aburrir. Etiquetados como los Black Sabbath del S XXI, un halo de misterio, brujería y efluvios medicinales rodean al cuarteto. Títulos como “Legalise Drugs and Murder” “Time To Die” “Wizard Bloody Wizard” dan cuenta de por donde van los tiros.

Fotos by NOIZZE

Y cómo fue el bolo??? Pues BESTIAL. Un sonido aplastante, un concierto en absoluto aburrido, un aspecto visual muy cuidado con mención aparte a esas imagenes de películas series B setenteras llenas de brujería, sexo, castigo y cultos satánicos (ese regusto a nuestro querido Jess Franco); y no sólo esas retropelículas, unos visuales que trasladaban a la época más psicodélica con esos efluvios lámpara de lava, viajes psicotrípicos y aquelarres varios.

Por supuesto, sonido sabbath 100%, pesados , lentos, agónicos…mágicos. Sorpresa y de las buenas. Lo comentaba durante el bolo con Luis (bajista de Nashgul) y la impresión era similar en ambos.

ELECTRIC WIZARD regresaban a Barcelos por todo lo alto (en 2010 también formaron parte del cartel).

Uno de mis bolos del verano (haré un veraniego ranking de 2018 porque ya llevo unos cuantos….jajajajaaj)

Una experiencia para repetir, un festival que figura desde ya! en mi particular agenda festivalera y que por supuesto recomiendo sí o sí. Cómodo, variado, barato, en un entorno de 10, espléndidos descubrimientos y por supuesto alejado de cualquier cartel imaginable.

Lo dicho: en Barcelos hay millones de fiesta de la buena…y es que Portugal nos lleva siglos de adelanto musicalmente hablando.

PD: Y lo que digo siempre, las fotos son las que son (excepto las de NOIZZE…tremendas, por cierto). Echar un ojo por ahí que seguro encontraréis fotones del festi… yo disfruto del bolo, para eso hay profesionales!!


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *