CRÓNICA MAREIRA FEST 2018-O TÚNEL (A CORUÑA)

COMPARTE

 

Tarde noche desapacible, lluviosa, huracanada, una ciclogénesis? Otro temporal?….llamarlo como queráis, pero era la noche ideal para disfrutar del regreso del MAREIRA FEST.

Un regreso por todo lo alto, con un cartel de cinco estrellas dentro de un estilo post-metal experimental, industrial que contaba con gente como Adrift, una leyenda como Justin Broadrick, los portugueses Process Of Guilt o la experimentación de Thisquietarmy. Además de una nutrida selección de bandas gallegas: Kalte Sonne, Homeless Network, Moura o Cró!

Un line-up cercano a un AM Fesf (BCN), Amplifest (Portugal) o Roadburn (Holanda). Un lujo en una ciudad como A Coruña.

Allá nos fuimos a una Sala O Túnel (A Coruña) preparada para la ocasión: dos escenarios, bolos desde las 16:00, un total de 15 bandas que se iban alternando entre el Escenario Hall y el Escenario Principal.

Además del escenario típico de O Túnel, la organización se curró un segundo escenario (Hall) orientado a los sonidos más experimentales y atmosféricos. Situado en un pequeño espacio en la entrada de O Túnel: proyecciones, zona avituallamiento con foodtruck, una pequeña barra y con acceso a una zona de merchandising abundante, con auténticas obras de arte en vinilos y camisetas por parte de (casi) todas las bandas allí presentes. Mención aparte a la pequeña exposición de los impresionantes carteles de Error Design! (Xavi Forné está detrás de ellos)

Acudí a eso de las 20:30 a la sala por lo que no os puedo contar nada de las actuaciones de Ulmus, Cró!, Moura, Nostos o Névoa. Amigos allí presentes me comentaban, sin desmerecer al resto, que lo de Moura y Cró! había sido espectacular.

Cuando crucé la puerta de entrada, en el escenario Hall actuaban los MEDUSSA de Satander.

Pero antes de continuar con la crónica quiero hacer una REFLEXIÓN.

No entiendo como un cartel de esta magnitud, un festival hecho con mimo por gente conocedora de estos estilos, apostando por algo diferente convoca a tan poca gente.

Un cartel que, por ejemplo, en Portugal, quizás rozaría un sold out, y que en una ciudad como A Coruña tan sólo convocaba a unas 200 personas (muchas de las cuales era gente de las bandas). Personalmente, algo decepcionante.

Excusas típicas y tópicas:

  1. Hay mucha oferta de bolos. Sí, pero no de este estilo
  2. El tiempo no acompañaba, excusa barata, tontería suma
  3. El precio. Joder…. 15 bandas por 20 Euros…Qué quieres que sea gratis?!! A un euro y poco cada banda (y vaya bandas!)
  4. Que era en O Túnel (alejado del centro). Había taxis, y habilitadas líneas de autobuses hasta altas horas de la mañana. No hay excusa.
  5. Es que no me enteré del concierto. Joder, si estás mínimamente interesado en este tipo de bolos…TE ENTERAS, y más con todos los medios que hay hoy en día. Además la organización llevaba meses con la promo.

No hay EXCUSAS!!! Si te gusta este estilo, el metal en cualquiera de sus manifestaciones, o te gusta la música arriesgada y experimental deberías haber estado allí.

Pero no me canso de repetir que A Coruña es especial, y en este caso, para mal. Y me jode ver a gente que se moja de verdad, preocupados y (quizás) decepcionados después del inmenso trabajo que había detrás de este resurgir del MAREIRA FEST.

Y después la gente se quejará de que en su ciudad no hay nada parecido etc etc. La verdad sentí una mezcla de pena, frustración y decepción. Y para mí, el culpable siempre será el mismo: el PÚBLICO.

Me vino a la cabeza el caso del MONOLITHIC FEST. Un festivalaco con lo mejorcito de la escena stoner-psych que tenía lugar en Santiago DC y que finalmente ha optado por largarse al país vecino. Lo mejor que podrían haber hecho. Seguramente la respuesta del público va a ser infinitamente mejor.

Y lo triste es que auténtica mediocridad consigue SOLD OUT. Nos merecemos lo que tenemos !!!! Una pena.

Pero bueno, yo fui a disfrutar y a descubrir; y la verdad es que fue la salvajada que me imaginaba: el auténtico temporal de ese sábado 10 de Marzo tuvo lugar dentro de O Túnel.

Retomando la crónica, os comentaba que llegaba a la sala con los santanderinos MEDUSSA. Sonido relajado en el escenario Hall. Algunos de sus miembros sentados, acústicas en mano, creando atmósferas que presagiaban la tormenta que llegaría después con los catalanes MALÄMMAR.

Trío salvaje desde BCN con un omnipresente Xavi Forné. Contundentes y rastreros. Sludge metal que reventaba las paredes del escenario principal, con guiño a Black Sabbath incluído. Brutales.

 

 

Hace unas semanas os presenté en esta web a los lucenses KALTE SONNE. En este MAREIRA actuaban como dúo: bajo y guitarra acompañado de bases atmosféricas y unos visuales que trasladaban a esos paisajes infinitos y espaciales de sus primeros lanzamientos. De hecho, creo que sólo tocaron un tema de unos 25 minutos. Ganas de volver a verlos en formato trío. Os recuerdo que el 28 de Abril estarán en su ciudad (Diablo Bar) junto a los daneses HEXIS y los australianos DÉPARTE.

 

 

Tras ellos otras bestias conocidas en la ciudad: los madrileños ADRIFT. Muy queridos por el público y quizás fueron los de mayor poder de convocatoria. Qué decir de ellos??? Pues que son una apisonadora, una puesta en escena brutal y descargando un muro de sonido que nos dejaba alucinados. El pasado verano arrasaron también en el escenario Campo Da Leña del Nororeste EG, pero verlos en sala tiene más encanto. JODER son un grupazo además de músicos excepcionales. Rodados, sueltos y aplastantes. Triunfadores en este MAREIRA.

Por fin iba a ver a HOMELESS NETWORK !!!! Banda de A Coruña, de la cual conozco personalmente a uno de sus miembros y que por una razón u otra nunca he podido ver en directo…tan cerca tan lejos….

Dolorosos e incómodos. Sonido industrial machacón , desesperante, convirtiendo el Hall en un lugar asfixiante y apocalíptico a base de esos ritmos marciales y repetitivos típicos de unos Godflesh. Todo ello acompañado de unos espectaculares visuales. Una especie de tortura en un purgatorio cibernético. Sin duda, una apuesta diferente y poco usual.

 

 

En el escenario principal tocaba el turno de los portugueses (de Évora) PROCESS OF GUILT.

Otra ostia en toda regla. Un sonido (también) muy Godflesh, con ese típico sonido de bajo tan característico de la banda inglesa. Pero también con esa suciedad sludge de bandas como los anteriores Malämmar o Black Tusk, por ejemplo. Otra tormenta sónica, de un nivel impresionante. Estarán en el Resu 2018 y si tenéis oportunidad no lo dudéis, aunque prefiero disfrutarlos en las distancias cortas. Mención especial a su merchan, con una imagen supercuidada (en general el merchandising de todas las bandas era espectacular)

El MAREIRA llegaba a su fin y quedaban dos de las propuestas que más se desmarcaban de la tónica general de las bandas anteriores. Un sonido más experimental y electrónico a cargo del canadiense THISQUIETARMY y del mismísimo Justin Broadrick baja su aka electrónico JK FLESH.

No conocía nada de Thisquietarmy previamente al anuncio del festival. Eric Quach es un tipo de lo más prolífico (cerca de 30 lanzamientos) y que guitarra en mano y con una colección de pedales interminable lanzaba una mezcla indescriptible de shoegaze, drone y black…Ruidismo, distorsión y experimentación. Un tipo que tanto puede estar en un Mareira o AMFest como en un Sónar. Sin palabras. Hay que verlo…y oírlo. No apta para todos los públicos (y eso…es bueno)

 

 

Llegaba el final y tocaba el turno al tipo que está detrás del sonido de Godflesh, de Jesu , de los primeros Napalm Death. Un pionero en esa mezcla de metal extremo e industrial y que llegaba con su faceta más electrónica bajo el nombre de JK FLESH. Un tipo de lo más discreto (cualquiera diría que formó parte del salvajismo del “Scum” de los Napalm). Se plantó en el escenario con su manzana y sus controladores y desplegó su electrónica incómoda, llena de aristas y oscuridad que me trajo a la mente (salvando distancias) aquel bolo de Huma en la Nave 1839. Eché en falta un trabajo visual arropando ese sonido, pero no dejó de sorprenderme la evolución de este personaje que roza ya los 50 años. Gran cierre, sin duda.

Sonaban los primeros temas de DJ Pumba y muchos de nosotros abandonamos O Túnel, satisfechos y sorprendidos con algunas de las propuestas, enriquecidos musicalmente hablando.

Un aplauso para la organización por la comodidad, el sonido, las luces y perfecto desarrollo del evento.

Una lástima que el público no responda como debiera.

Vosotros os lo perdisteis. Grande MAREIRA FEST !!!!!

PD: Las fotos son de un servidor (excepto las de Homeless Network) con móvil de aquella manera…seguro que en las redes del festi veréis unos tremendos fotones !!!!!

 


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *