SUPERBOCK UNDERFEST 2019, LA LUZ DE LA SUAVE LUNA

COMPARTE

23 Noviembre, Vigo patas arriba, luces, luces, pantallas leds en cada esquina, la reina de hielo, la mejor Navidad del mundo…o eso dice su alcalde…en fin… Nuestra visita era por otro motivo pero metidos en ”ambiente”, y situándonos en este forzado contexto, algo de regalo navideño adelantado si hubo para nosotros, pues presenciamos una de las mejores actuaciones de 2019.

Segunda flamante edición del SUPERBOCK UNDERFEST. Un cartel seleccionado con gusto, abonos agotados, festival “indoor” por diferentes espacios de la ciudad (y sin problemas de aforo en ninguno de los conciertos a los que asistimos). Salas emblemáticas de la zona de Churruca (nuestra favorita y la más “alternativa” de la ciudad) servían de escenario a las distintas actuaciones; además de otras dos localizaciones que nos parecieron excepcionales: el Teatro Salesianos y el Museo MARCO.

Apuntar que sólo acudimos el sábado, el trabajo nos impidió estar la jornada del viernes, pero decir que aprovechamos la experiencia a tope: descubrimientos, conciertazos y gratas sorpresas que nos dejan con ganas de más… edición 2020 !!!!

Nuestra primera parada fue el Museo MARCO en pleno centro de la ciudad. Un centro y calles adyacentes atestadas de gente que, cual polillas, corrían hacia la luz. Nosotros a lo nuestro.

Jordan Mckampa actuaba en uno de los rincones del museo, rodeado de silencio y piedra… Perfecto aperitivo para nuestra primera curiosidad del día: los australianos VANCOUVER SLEEP CLINIC.

En el “auditorio” del MARCO, oscuridad absoluta, un sonido casi perfecto, tres músicos de blanco impoluto y al frente un jovencísimo Tim Bettinson, de negro, sombrero muy folkie y un falsete omnipresente en todas sus canciones.

Una electro-acústica frágil, mística, sensible, que nos llevo de viaje con un inicio muy Sigur Ros, nos mostró su parte más mainstream-épica cercana a unos Imagine Dragons o unos Coldplay, y terminando con ritmos con cadencia trap o ese pop oscuro tan en boga por obra y gracia de Billie Eilish. Incluyendo momento desenchufado con los cuatro al frente del escenario en un impresionante “a capella”. El nombre del proyecto según el propio Tim “fue debido a que pensaba que su estilo haría dormir a quien lo escuchara” y es que el ambiente que crearon en la sala era de una magia, espiritualidad y tranquilidad absoluta. Un acierto de una banda que apenas conocía… y es que para eso también se va a los festivales … a descubrir.

Siguiente parada: Teatro Salesianos: ELI “PAPERBOY” REED

Nos armamos de valentía y, nadando contracorriente, huíamos de la luz jajajajajaj…. Y llegamos al bolo del “chico de los periódicos”. Decir que ya hemos tenido al americano por tierras gallegas unas cuantas veces, pero nunca había coincidido con él …y fue un absoluto placer haberlo conocido … en directo. 

No me gusta hacer crónicas así pero, teniendo en la retina y en los oídos la actuación de Curtis Harding del día anterior (impecable y correcta…y también en teatro), la imagen al entrar en Teatro Salesianos y ver como Eli a la segunda canción ya había puesto a todo el público en pie a golpe de soul… me confirmó lo que había faltado la noche anterior en Ferrol.

Sonido espectacular, banda impresionante (con su bajista de cumpleaños) y una total y absoluta comunión con el público… que, seguramente, no era la primera vez que disfrutaba del soul del americano. Bolazo del Sr. Reed.  

Apuntar que en ambos conciertos (MARCO y Salesianos) comodidad absoluta, precios de cerveza más que adsequibles (caña 1,80-2 Euros) y cero sensación de agobio. Siguiente parada: zona CHURRUCA.

Sacrificamos a PEACHES, pero mereció la pena… En la Reserva Rock, los portugueses BED LEGS.

Ya los recomendé en su momento, y las críticas del pasado Paredes de Coura los ponían por las nubes. Y es que hay algo que me vuelve loco y es ver ACTITUD en un escenario…en un diminuto escenario, 5 personas!!!! Y la que estaban liando!!!

Banda de rock, actitud punk, una actuación que fue a más acabando por incendiar el escenario de la Reserva. Un frontman que no paraba de interactuar y liarla dentro y fuera del escenario, metiéndose al público asistente en el bolsillo. Sonido cercanos a ese rock escandinavo que tanto nos gusta y demostrando que en Portugal hay bandazas tristemente desconocidas por estos lares. Esperamos coincidir nuevamente con ellos. Brutales.

Turno de un descanso y meter algo sólido en el cuerpo jajajajaja… pero a toda prisa pues no queríamos perder detalle de uno de los motivos por los que acudíamos a este SUPERBOCK UNDERFEST: THE SOFT MOON. Escenario: Fábrica de Chocolate.

Tras la suspensión casi a última hora de la pasada edición, el Sr. Luis Vasquez saldó su deuda…y de qué manera.

Teníamos ganas …muchas ganas de verlos. Su “Deeper” me parece una auténtica joya del post-punk-industrial. Su reciente “Criminal” es otro pelotazo y ansiaba ver su directo.

Pasadas las 23:30 salían a escena de una forma brutal, un auténtico puñetazo. Trío compuesto por batería/pads, un bajo cargado de chorus y flangers presente en toda la actuación, y Vásquez a la guitarra, sintes y percusiones, se dejaban la piel en escena. Breves interlocuciones en latino con el público, y una actitud y puesta en escena que me retrotraía al Reznor más salvaje de sus inicios (no voy a negar que muchos de sus temas me recuerdan a las del líder de los NIN). Un set salvaje, visceral, aplastante, arrollador, sin tomar prisioneros… Die Live, Far, Choke, Burn ,Dead Love… son algunos de los títulos que fueron cayendo durante poco más de una hora de bolo. El único pero que pongo a la actuación es que unos juegos de luces más sombríos y dark hubiesen funcionado a la perfección con la tormenta sonora de los americanos.

Una sorpresa que superó 100% mis expectativas y que lo convierten en uno de mis directos de 2019…qué no han sido pocos!!!!!

Nos acercamos a Mogambo dónde tenía lugar la actuación de unos completamente desconocidos para un servidor: EVERYONE YOU KNOW. Una especie de Hip-Pop electrónico que consiguió enganchar al personal. 

Y nuevamente en movimiento, directos a una de las salas míticas de Vigo: La Iguana. Sala emblemática, escenario de actuaciones que ahora llenan festivales, una institución en todo el país. 

Los misteriosos y enmascarados THE NEW DEATH CULT. Llegaban con un potente disco homónimo. Una mezcla de metal (light) y rock alternativo orientado a grandes arenas (de hecho ya figuran en los carteles de grandes festivales metaleros europeos). Una puesta en escena curiosa con esas máscaras reflectantes, sencillas pero visualmente resultonas. Descargaron todo el disco, creo que no se dejaron nada…Lights Spills Over, Zeitgeist, True Eyes, Blood Of Babylon, Alive… tal cual. Muy correctos pero sin sorpresas. Un sonido que me recordó a las huestes de Dave Grohl y como ya apuntaba al principio: mucho mucho de arena rock. Resultones y entretenidos.

Foto: Underfest Oficial

The New Death Cult fue nuestro último concierto del día, el fin de nuestra primera (y grata) experiencia en esta 2ª edición del SUPERBOCK UNDERFEST… Pasamos del charangueo de Ortiga y dejamos a Pional para una próxima ocasión.

El día había sido largo, y a la mañana siguiente tocaba trabajar de nuevo y cegados por las luces de la discordia, esa noche nos decantamos por la luz de una suave luna de camino a cama.

Repetimos en 2020… Más y mejor… pero sin cambiar la esencia que para fotocopias ya hay demasiadas opciones !!!

Foto portada: Superbock Underfest Instagram Oficial


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.