TSUNAMI XIXÓN 2019, PUXA!

COMPARTE

Texto y Fotos: El Divino Codino/Tsunami Xixón Oficial

Este verano tocaba estrenarnos en el Tsunami Xixón y hasta Xixón que nos fuimos. Y la verdad, no defraudó. Por motivos laborales sólo pudimos asistir a la jornada del viernes pero… Dicho esto, pasemos a la acción…

El Tsunami Xixón se desarrolla dentro de los múltiples recintos que tiene La Laboral facilitando que entre los escenarios no se “pisen” los sonidos y que todo esté muy ordenado. Felicitar a la organización por su buen hacer tanto por las facilidades que nos dieron como por la gestión del festi.

Como comentábamos, por motivos laborales, no pudimos llegar a primera hora y nos perdimos (muy a nuestro pesar) a Satanic Surfers o The Baboon Show entre otros. Una vez dentro del recinto, presenciamos la actuación de Carolina Durante descargando su pop “rockeado” o su rock “apopado” que nos recuerdan a una versión moderna de Los Nikis. Un grupo para gustos y momentos…

Un poco antes de acabar Carolina Durante, nos encaminamos hacia el otro escenario, ya que queríamos tener un sitio privilegiado para disfrutar de lo que pensábamos que sería uno de los puntos fuertes del festival… los Willis Drummond. Y no nos equivocamos en absoluto! Junto con The Offspring, los grandes triunfadores del Viernes.

Los de Euskal Herria fueron los hijos de Atila mientras estuvieron sobre el escenario. Arrasaron con todo lo que tenían por delante. Desde hace un tiempo han vuelto a ser trío (como en los inicios de la banda) y hay que decir que no se echa en falta nada sobre el escenario y eso que llegaron a ser quinteto en algún momento de su carrera… Jurgi, Xan y Félix han sabido como adaptar los temas viejos y les han dado un toque más directo y visceral haciendo que el público, el cual llenaba toda la pista y cantaba los temas de la banda con los ojos cerrados, saltase y disfrutase, con permiso de Berri Txarrak, del mejor directo de una banda penínsular. Tuvimos ocasión de disfrutar de algún tema de su próximo trabajo que están grabando en estos momentos y que esperamos los vuelva a traer pronto al alcance de nuestros oídos. Porque si todavía no habéis visto a los Willis Drummond en directo… Ya estáis tardando!!!

A Pulley los disfrutamos en un segundo plano mientras comíamos algo y nos reencontrábamos con viejos amigos. La banda liderada por Scott Radinsky que durante años compaginó los escenarios con los campos de beisbol, ya que era un excelente pitcher de relevo que manejaba con talento su mano izquierda, descargó su punk rock californiano que gasta las suelas de las vans de bailarlo dejando un buen sabor de boca.

Era el turno de Toundra. Seguramente la banda instrumental nacional más grande de los últimos años. Parte de la banda jugaba en casa y se notaba. No les hace falta hablar. No les hace falta mensaje. Sus cuerdas y sus parches hablan por si solos llegando al almacén de las emociones de su infinidad de seguidores consiguiendo que, durante la escasa hora de concierto, no importe nada más que la música.

Volvíamos al escenario Mahou para ver a unos viejos conocidos, Danko Jones. El show más flojo que les hemos visto a los canadienses. El sonido no les acompañó y nosotros no acabamos de meternos en el show aunque pudimos ver a parte del público disfrutarlo gustosamente.

Volvíamos a cambiar de escenario (esto de los festivales es lo que tiene…) para ver a nuestros conciudadanos Bastards On Parade. Concierto divertido y directo que hizo que el respetable bailase plácidamente. Nos gustaron más que en el Loro Facu. Quizá la diferencia horaria en la que tocaron entre uno y otro festival se noto en ellos… y en nosotros.

The Offspring llegaron, tocaron y arrasaron!!! Así de claro. No hay más. Los californianos han tenido conciertos buenos y conciertos muy flojos pero sin duda, su actuación del tsunami es la mejor de todas (y los hemos visto unas cuantas veces en distintos años, ciudades y países). Dexter y Noodles tiene hits y lo saben. No cayeron todos, en hora y media no había sitio para más, pero de principio a fin fue un no parar de éxito tras éxito. A la banda se le veía cómoda sobre el escenario. El sonido era perfecto y el público estaba entregado. Lo demás es historia… Come out and play, All I want, Gotta Get away, Pretty fly… y por supuesto Self Esteem dejaron huella en todos los que estábamos en La laboral esa noche. Hasta se hicieron una más que decente versión del Whole Lotta Rosie de AC/DC. Será esto otro guiño más de Dexter a Axl como cuando quería llamar “Chinese Democracy” a un disco de The Offspring…???

En fin, volver a agradecer a la organización su buen hacer, a Mahou por estar apostando fuerte por iniciativas musicales, a la gente de Xixón por cuidarnos tan bien y las bandas por hacernos felices el tiempo que están sobre un escenario. Esperamos repetir el próximo año y poder disfrutar del festival en su plenitud. Puxa Tsunami!!!!


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *