WARRIOR SOUL, LUJO Y LEYENDA

COMPARTE

No he tenido dudas en escoger esta ocasión concierto de la semana:

1 de MARZO WARRIOR SOUL Sala Forum Celticum.

Y no es porque me declare ultrafan de la banda de NY, pero su anuncio me trae recuerdos de una época (y no me considero nostálgico para nada) en la que uno era millenial, pero a diferencia de los de ahora, vivía una época dorada musical, y no a base de autotune, bases pregrabadas y mensajes vacíos…

Muchos pondrán el grito en el cielo (o en el infierno) y me llamarán señor mayor por esta afirmación, pero me alegro de haber vivido esa época a esa edad, y no la presente (musicalmente hablando)… Y no sigo porque todo esto daría para una tesis intergeneracional…

Eran los años del Nevermind, de toda explosión Seattle, del Blood Sugar Sex Magik, del Atchung Baby (sí, me gusta ese disco), del Post de Bjork, del Downward Spiral… una época en la que las multis invertían millones en lo “alternativo”.

Con casi 18 años cambió mi forma de escuchar y vivir la música para siempre. Se rompieron barreras y los estilos empezaban a convivir de manera diferente, se dejaba atrás cierto purismo y cerradez estilística (algunos afirman que esto ha ocurrido hace nada). Era la época de la explosión del rock “alternativo” y NADA volvió a ser como antes… o así es como yo lo viví.

Tras esta intro (que muchos tildarán de nostálgica persona mayor) hablemos de WARRIOR SOUL.

Lo primero decir de ellos que no tenían para nada cotas de popularidad de sus coetáneos, y ni siquiera los englobaría en ese estilo grunge que lo invadía todo, se mantenían en ese underground, de hecho nunca pasarían de esa zona intermedia.

Se estrenaban en 1990 con “Last Decade Dead Century” (todo un título premonitorio y destructivo). Un disco a base de rock punkerizado, con mucho tinte metal, que algunos llegaron a comparar con el “Nevermind” de Nirvana, o el sonido de Generation X (sí sí los de Billy Idol). Al frente un explosivo, Kory Clarke, sin duda la cabeza visible de la banda.

Un debut editado por la todopoderosa Geffen Records, sello que lo tenía todo en plantilla, multimillonarias ventas y todas las bandas rockeras multiventas de esos años 90, artistas como Guns N Roses, Nirvana, Aerosmith, Tesla… compartían escudería con todos ellos. Insisto en que en esos años los sellos invertían auténticas millonadas en sus artistas… eran otros tiempos…

Y por si eso fuera poco, una de las más potentes promotoras, Q-Prime, hacía de management de la banda.

Lo tenían todo para triunfar !!!!

En 1991 editan “Drugs God & The New Republic” otro explosivo título para un album de hard punk y metal. Esa Intro apocalíptica del disco que se unía a esa punkarrada de nombre Interzone y dar paso a la canción título del disco que recuerda horrores a lo mejor de Perry Farrel y sus Jane´s Addiction; y esa metalera The Answer??? qué me decís???

Comenzabas a leer las dementes y desfasadas andanzas, aventuras y desventuras de Kory en revistas como la Popular 1… Un tío descarado, alma punk, y aires de rockstar.

Sí!!!! Actitud de auténtico rockstar, peligroso, sin pelos en la lengua, crítico con el sistema…un “maldito” que seguramente muchas actuales rockstars han tenido en mente más de una vez.

Giras con Metallica, actuaciones en el mítico Monster Of Rock de Donington o el Dynamo Open Air (sin duda los festivales metal/rock más importantes de toda Europa en esa época… no había burbuja festivalera de ningún tipo).

Y hablando de Metallica, Lars Ulrich mostraba devoción por “Space Age Playboys” , de hecho, llegó a decir que “Kory debería ser considerado como una de las más grandes estrellas de rock de todos los tiempos junto a Bon Scott, Michael Monroe o AXL Rose…” Toma ya !!!

Space age Playboys”, el quinto album (y para mí el mejor de la banda) del grupo, después del cual son expulsados de Geffen. Un disco que Kory definía como acid-punk y que presagiaba cambios, la desaparición durante algún tiempo de la banda y el nacimiento de un nuevo proyecto de Kory: Space Age Playboys. Y es que quien se resiste a salvajadas como The Drug, I Wanna Get Some (fuckin´hit!!!), la ramoniana No No No

En WARRIOR SOUL encontramos la crudeza y crítica del punk, el despiporre de ese sucio sleazy angelino (aunque estuviesen en la otra punta de los USA), guitarras muy hard, pero abriéndose a otros estilos como el post-punk(!!??) o incluso guitarras fuzz que hoy en día muchos catalogarían como shoegaze (de hecho hacían una versión de Joy Division).

Llegan al Forum Celticum con su último disco hasta la fecha “Back On The Lash” (2017), colección de canciones directas, breves, ácidas, críticas… a lo Ramones, The Cult, Zodiac Mindwarp, Motorhead, LA Guns… mostrando esa esencia que siempre a acompañado a la banda (sin llegar al nivel de sus primeros lanzamientos)

WARRIOR SOUL son una leyenda maldita a reivindicar. Todo un espectáculo disfrutar de Kory Clarke y los suyos, que por cierto, no andarán faltos de repertorio: Warrior Soul, Spage Age Playboys, y el Sr. Kory también tiene sus temas en solitario (como curiosidad echar una escucha a esa demente versión de Paradise City de los GNR).

Insisto: una leyenda negra, un lujo al que es obligado acudir…


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *