26/05/18 FERMÍN MUGURUZA eta TSOWC

COMPARTE

Tras el despiporre metalero de los SA hace dos semanas, nos volvíamos a presentar en la sala Capitol de Santiago DC en el que era para un servidor uno de los conciertos más esperados de este 2018.

Una de las escasas fechas de ese genio indestructible que es Fermin Muguruza acompañado por los catalanes The Suicide Of Western Culture.
Si ya era fan de Muguruza y TSOWC por separado; esta asociación, unión, proyecto (o como queráis llamarlo) dio lugar a uno de los mejores lanzamientos del pasado año: “B-Map 1917+100” y he de decir que después de lo vivido el pasado sábado 26 de Mayo me reitero en esta afirmación.

Es triste ver como auténticas mediocridades musicales con un apoyo mediático desbordante e incomprensible, consiguen SOLD OUT meses antes, el bolo de Muguruza y TSOWC no llega a conseguir lo mismo. Muy buena entrada pero sin llegar al lleno total. Una pena, porque lo vivido el sábado fue impactante.

Comenzando la crónica por el final, mencionar los comentarios que escuchaba de algunos de los asistentes a la salida: que apenas había tocado nada de Kortatu o Negu Gorriak, que si no sonó Sarri Sarri, que si ese no era el rollo de Muguruza, que apenas había instrumentos encima del escenario…

Muguruza SIEMPRE ha ido por delante, sin repetirse, ajeno a cualquier tipo de modas. Una esponja que absorbe todo aquello que se acerca a sus oídos, desde el punk, el reggae, el hardcore, el soul, el trip hop, el ska, la música tradicional; embarcado en miles de aventuras musicales con gente de todo el mundo, y con TSOWC nos presenta su cara más dura, más brutal, más hiriente, un disco conceptual crítico y reivindicativo (cómo casi todo lo que hace) que llama a la lucha y a la revolución mostrando un mundo que no es lo que aparenta ser, el engaño de clases políticas y medios de comunicación, un alegato demoledor a una realidad en la que ya no hay cabida a la pasividad, una globalización desequilibrada e injusta. Y todo esto se refleja a la perfección con ese sonido electrónico nada amable, industrial, marcial, sucio y lleno de aristas que despliega el dúo catalán.

Abrían EZETAERRE, con una puesta en escena que me sorprendió. Rap combativo (incluso hubo momentos para sonidos más contundentes) que no deja títere con cabeza y que los está haciendo despuntar dentro del panorama galego cantado en galego. Se nota que van a por todas. Subida de nivel desde la última vez que los vi (hace tiempo) abriendo para los Lendakaris Muertos. Buena manera de abrir el bolo.

TSOWC calentaban al público con un par de temas de su propia cosecha (que os recomiendo) y saltaba a escena Fermín Muguruza junto a Karlos Osinaga (Lisabö) a la guitarra

Un Fermín serio, comprometido, camisa en la que veíamos la frase Black Is Beltza, unos visuales y proyecciones impresionantes ilustraban en todo momento los temas, las luces rojas y la letra de la canción con la que abrían, ni más ni menos que con “Barcelona/Sant Andreu“, nos sumergía en un ambiente con cariz político pero sin alardes ni mitines de ningún tipo, no era necesario, música e imágenes lo decían todo.

Y continuaban ese viaje por el mundo, por esas ciudades en forma de canción de su B-Map, Beirut, Belgrado, Buenos Aires, Brazzaville, Bilbao, Belfast, Baton Rouge… Una pose austera pero con presencia arrolladora (aunque sea tópico, no se me ocurren otras palabras). Tensión, puños en alto, compromiso, sinceridad, sentimiento, rabia…odio…esperanza.

Cayeron “clásicos” como “Itxoitxen” de Negu Gorriak, dedicado a esa lucha de las mujeres, a Ramón Chao, luchador antifranquista, padre de Manu Chao (con el que Fermín tiene gran amistad). Un tema que, por supuesto, enganchó a un público por momentos descolocado.

Otro punto álgido llegó con un tema de hace ya 30 años, otro clasicazo: “El Estado de las Cosas” de Kortatu, nada más que decir…BRUTAL.

Un Muguruza comedido en discurso pero que hablaba de censura, de su alegría de ver a niños entre el público: esa nuevas generaciones en las que está nuestro futuro; recordaba su paso por Galicia (Revenidas, Reperkusión, Santiago DC…), incluso nombrando míticas bandas contestatarias de los 90 en Galicia: Xenreira, Diplomáticos, Skornabois

Contundencia es la palabra que se me viene a la cabeza para describir el fondo instrumental que arropaba la voz de Muguruza, la electrónica unida a esa guitarra de Osinaga que sin hacer alardes ni virtuosismos innecesarios dotaba el conjunto de un empaque bestial, incómodo, de suciedad industrial y dejando una sensación de desasosiego, culpabilidad y redención. Sonidos muy cercanos a gente como Alec Empire y sus Atari Teenage Riot, a Reznor y sus NIN, Fuck Buttons o Blanck Mass.J***r… es que los TSOWC son una de las mejores bandas de electrónica que existen hoy en día.

Unos bises con “Zu Atrapatu Arte” pasada por la turmix de los catalanes (que incluso llevó a la gente a “poguear” en las primeras filas) y cerrando con uno de los mejores temas de esta aventura: “Berlín/Ulrike Meinhoff” (que hasta tararea mi hija de 6 años) qué más se puede pedir!!!!
Boquiabierto me quedé y eso que tenía expectativas altas.

Mi devoción por Muguruza me podía haber engañado en la visión y relato de esta crónica, pero sin duda lo que me confirma es que Fermín sigue siendo uno de los genios de la música contemporánea. No quiero usar el término leyenda con él, las leyendas, para mí, están ancladas en su pasado y Fermín siempre va más allá, siempre arriesga, un vanguardismo fuera de cualquier moda y pose estúpida, una actitud que sigue intacta y que espero que siga así durante mucho tiempo.

UNO DE LOS BOLOS DE ESTE 2018.

PD: las fotos no son muy allá, pero prefiero disfrutar del bolo …para fotos mejores ya hay profesionales.


COMPARTE

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

1 Comentario

  1. alejandro 29/05/2018

    doy fé de todo lo dicho por el compañero Miguel, una crónica perfecta, para mi un placer verlo por primera vez, cuánto tiempo deseándolo… más de 30 años! y su propuesta de ahora es exactamente lo que me pide el cuerpo. Un disco 10, una puesta en escena 10, un auténtico GENIO.

Dejar una respuesta

© 2021

Tema de Anders Norén

Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: