CRÓNICA WARM-UP RESURRECTION FEST 2022

COMPARTE

Había ganas de volver a Viveiro, había ganas de RESURRECTION FEST!!!!

5 días!!! Edición extra del Resu con reclamos como Deftones, Judas Priest, Korn, Bring Me The Horizon , Mastodon o Rise Against.

Nunca se había visto tanta gente en la Warm-up, esa fiesta bienvenida del Resu que alarga un día más el despiporre festivo metalero, y hace que la llegada de asistentes al festival sea más escalonada.

Lo que iba a ser una crónica más extensa se convierte en la crónica de la Warm-up Party. La vida laboral, familiar y social impide los cinco días de festival. En nuestros planes estaba volver a Viveiro el domingo, pero la caída de Korn nos dejo fríos y (algo) decepcionados.

Antes de entrar de lleno en la crónica me gustaría dejar alguna reflexión.

2022 se ha convertido en una auténtica bacanal de eventos, de macroanuncios festivaleros, no hay fin de semana estival sin decenas de citas festivaleras, una sobreoferta desmedida con un arranque bastante irregular (véase los fallos organizativos en todopoderosos como el Primavera Sound, o esa caída de Weezer en Bilbao, por ejemplo)

El resu es el resu y un resu de cinco días con tal cantidad de bandas, entendemos el esfuerzo organizativo que conlleva. Entendemos que muchos imprevistos (incluídos los coletazos covid) compliquen la producción. Cambios de horarios, cancelaciones, anuncios de última hora, etcetc…pero fallar a última hora con un cabeza de cartel da que pensar… La excusas y justificaciones sonaron un poco a chiste, recordando aquellas cancelaciones in situ (vividas en primera persona) de Metallica en Gijón o el escándalo de Limp Bizkit en Festimad.

Culpa de la banda?? culpa de la organización?? culpa de las aerolíneas?? culpa del aeropuerto??? culpa de un avión!!!!??? Curioso que ese mismo día también fallasen Weezer en ese Bilbao Rockin´ Day, ese evento que se inventaban los de Live Nation para rentabilizar la gira de Metallica por la Península.

La caída de los Korn fue un jarro de agua fría. Era mucha la gente que acudía y tenía pensado acudir el domingo al festival. Público con su abono guardado desde hacía tres años que se quedaban muy decepcionados (y mosqueados) ante estos “acontecimientos” llenos de claroscuros por parte de comunicados de la organización y de la banda.

Vale!!! Que estaban BMTH, Deftones y los Judas… y tropecientas bandas más y, después de cuatro días de festival puede dar un poco igual, pero esa notable cancelación, el caos de horarios y cambios constantes en el line-up empañó esta vuelta del Resu a la “normalidad”

Pero bueno, volvamos a la crónica en sí, a lo que vivimos ese primer día en Viveiro.

Un primer día en el que el público respondió a lo bestia, quizás también influyó la presencia de Deftones en el cartel… pero lo que había eran unas ganas locas de volver a la normalidad, al buen rollo, al metal en A Mariña Lucense, al RESURRECTION FEST.

La presencia de DEFTONES era, para muchos, motivo sufciente para acudir a esta fiesta de bienvenida. Una banda especial, con sus fans acérrimos y sus detractores que, personalmente, nos dejó un poco a medias, pero eso os lo contamos más adelante.

Antes de llegar a Celeiro, parada y comilona a lo bestia en Casa Cándida. Algo digno de record, una especie de “Crónicas Carnívoras” en A Mariña, un banquete pantagruélico que provocó que no volviésemos a probar bocado en todo el día!!!

Llegada a Viveiro y entrada, después de dos años, en el recinto del Porto de Celeiro: RESURRECTION FEST dos años después!!!

Pocos cambios en el interior del recinto, pero los pocos que había, muy útiles, descongestionando una importante zona de paso. Intercambio de Chaos Stage por Desert Stage, más reducido en tamaño, ubicando el Chaos a la entrada del recinto en una zona más amplia y cómoda para disfrutar de los sonidos más hardcore. Un acierto, sin duda.

El ya habitual cambio de moneda (tokens) y unos precios que aún no siendo baratos, por desgracia, ya no asustan (caña 3 Euros, litro 9 Euros, vaso 1`5 Euros). Absoluta fluidez en las barras. Lo que sí sorprendió (para mal) el colapso de la zona de merchan, desbordada completamente, incluso a horas del mediodía!!!!

Al entrar en el recinto, arrancaba en el Ritual Stage, ese chiste llamado SERRABULHO. Curioso lo de esta banda con cientos de fans, una especie de Gigatron del metal extremo a la portuguesa. Sin comentarios. Sinceramente, en estos menesteres me quedo con El Reno Renardo.

Visita a zona de prensa y Pandemonium (que ha aumentado el tamaño notablemente) y preparados para uno de los mejores conciertos del miércoles: BLEED FROM WITHIN

Uno de nuestros compis (y amigo) de festival, Adrián (Sleepwalker) nos hablaba maravillas de ellos, recomendación de hacía semanas y razón tenía: lo de los escoceses fue brutal.

Un sonido aplastante, y cuando digo aplastante me quedo corto… y después creíamos que los subgraves de los Chemical Brothers no tenían competencia!!! Sin amplificadores en el escenario, las nuevas tecnologías también llegan al metal más extremo convirtiendo la experiencia en algo brutal. Dicho sea que el técnico de sonido juega un papel muy importante.

El quinteto de metalcore arrasó el escenario principal. Imagen espectacular, músicos de nivel… y es que en estos estilos ya no nos sorprendemos…joder, la gente sabe tocar, algo que se echa de menos en otros festivales más cool, no???

Un frontman que lo daba todo, acabando en los brazos del público y firmando lo que fue el concierto del día, y no lo digo sólo yo, los comentarios del personal no dejaban lugar a dudas. Ya tienen nuevo fan.

Visita a nuestro sitio de pernocta, unas cervecillas de relax y regreso al recinto a esperar por las estrellas de la noche: DEFTONES.

Seguía el buen ambiente, las ganas, las barras con total fluidez a pesar de la cantidad de público asistente, mostrando nuestro lado fan con los Bleed From Within que pasaban por nuestro lado y aprovechando la ocasión para foto, y prestando atención a BULLET FOR MY VALENTINE.

Los galeses son otros asiduos al Resu y que, además de sonidazo, nos sorprendieron gratamente mostrando su cara más heavy, alegrándonos la previa para los de Chino Moreno.

Y…llegaba el turno para la estrellas del día: DEFTONES

Deftones puede no ser una banda fácil. Sus discos no llegan a todo el mundo de igual manera, sus influencias más allá del metal, les hace ganar tanto nuevos fans como detractores, pero lo que está claro es que tienen un sonido propio y unos discarrales de lo mejor de los 90/2000. Una banda inconformista con un frontman inquieto y carismático metido en mil proyectos llenos de calidad y alejados de ese sonido más pesado de los Deftones.

Y es que el sr Chino Moreno mostró dónde se sentía más cómodo: en las bajadas de revoluciones de la banda, en ese sonido más shoegaze, más “experimental” del repertorio Deftones.

Mención a los impresionantes visuales, muy alejados de cualquier tópico metalero, que arropaban a un Chino Moreno guitarra en ristre, suavizando y calmando un repertorio en el que, por supuesto, estaban sus hits, pero con mucho de sus últimos trabajos.

Sonaron Digital Bath, My Own Summer, Be quiet and Drive, Change (In The House Of Flies), 7 Words pero ahí estaban Pompeji, Genesis de su último “Ohms” (maravilla), o Swerve City de “Koi No Yokan”; y mucha presencia de ese magnífico “Diamond Eyes

Magia y emoción en Sextape o Rosemary donde Chino Moreno sí daba la talla, temas en los que se le veía más cómodo (y con mejor sonido) que en otros temas más clásicos ( idem en Digital Bath)

Lo que nos chocó sobremanera fue que, tras difrutar del sonido aplastante de Bleed From Within y los Bullet for My Valentine, la caída en la calidad de sonido en ese escenario principal fue notable.

Un sonido que empañó, para mi gusto, el arranque del concierto, pero que finalmente nos enganchó a medida que avanzaba la actuación.

Decir que Deftones es una banda que no goza de un indiscutible directo. Un servidor los ha visto tres veces y no en todas ellas fue un bolazo (jajajajajajaj)

Chino Moreno no alcanza los tonos que esperamos, y como dije al principio, creo que se siente muchísimo más cómodo en registros más suaves, más calmados… quizás prefiera esos sonidos más alejados del metal???!! Sólo hay que escuchar proyectos como (crosses) para darse cuenta de sus gustos y preferencias actuales. A mí me encanta!!!!

A las 2:30 finalizaban con ese 7 Words de su album de debut, dejándonos satisfechos (que no flipados jajajaj). Un concierto que fue de menos a más y que saldaba esa espera de dos años. Necesitábamos una vuelta así a la temporada macrofestivalera.

A pesar de que la fiesta se alargó en las calles de Viveiro y en la casa reservada para la ocasión, eso no impidió que al día siguiente nos acercásemos a apoyar nuestros colegas de ARSIAN en el Ritual Stage, con su sludge cabestro y muy «motor», bolo en el que nos encontramos con muchas caras conocidas de la escena coruñesa.

Y no sólo a Arsian, también echamos un vistazo a la inauguración del Chaos Stage con el metalcore de los vallisoletanos BLAZE THE TRAIL que lo daban todo a la hora del vermú… o comida??? Vaya trallazos!!

Jueves 16:00 abandonamos Viveiro, esperando regresar el domingo. Una elección, que de haber sabido la debacle de KORN, me hubiese decantado por esa noche con JUDAS PRIEST, que me han comentado que fue el mejor bolo de los cinco días de festival, pero «a toro pasado….»

Hay que aprender de los errores, y aunque haya sido un regreso a lo grande y «accidentado», no olvidemos que tener uno de los mejores festivales de metal de Europa al lado de casa es todo un privilegio, y hablando de metal y haciendo guiño a la organización, el metal también incluye otros estilos con gran cantidad de fans. Ahí lo dejo.

Y dejo de dar la turra con la esperanza de ver a Rage Against The Machine en el Resurrection Fest 2023, si el sr Zack lo permite (ah… y que revisen bien el avión!!!)

FOTOS: Resurrection Fest oficial


COMPARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: