ALGO PEOR QUE HABLAR EN UN CONCIERTO

COMPARTE

Hace tiempo que no escribía un «artículo de opinión» y esta vez voy a tocar un tema espinoso y doloroso para muchos…pero que tampoco lo es tanto: hablar en los conciertos.

Cualquiera que me conozca, o si sigue este blog sabe que soy asiduo, casi adicto a los conciertos, a la música en directo, ya sea en salas, festivales (grandes o pequeños), museos, a pie de calle…cualquier sitio es bueno para descubrir, compartir, recomendar, disfrutar de bandas, solistas, performances o lo que se tercie.

No soy ni Rayden, ni Leiva, ni ese personajillo llamado Robe (que ahora da lecciones de saber estar), tampoco ninguna eminencia periodística musical ni influencer ni bloguero de los que llenan las redes de críticas a los que hablan en los conciertos.

Avalanchas de comentarios y opiniones sobre el tema …y digo yo: No sería mejor analizar el tipo de gente que habla en un concierto?? Por qué generalizar??

Yo voy a un bolo y lo primero respeto a la banda. Sé lo que hay detrás (he tenido bandas y sé lo que es subirme a un escenario y lo que eso cuesta moral y económicamente). Si la banda me gusta puedo comentar el repertorio, tararear los temas, bailar, sentir las canciones…lo que hago y he hecho toda mi vida en un bolo, vamos!!!!

También puedo ir a un concierto a descubrir bandas nuevas. Banda que si no me entusiasma o no me gusta, lo tengo fácil: me voy…y probablemente no asista en una temporada a ver a ese grupo que quizás ya no me convencía mucho escuchando su disco sentado en el sofá.

Y si el grupo ya no me gusta, ni me molesto en ir, así de SENCILLO. No voy a vacilar, a molestar y por supuesto, no contribuyo a su auge mediático, no me interesa y no los apoyo.

Reflexionemos sobre la situación… hace años nadie reñía a nadie en los bolos, porque había una pasión y respeto de los que estábamos alucinando con nuestra banda favorita o disfrutando de verdad de la música en directo, y no pagábamos las salvajadas que se pagan hoy en día (esto no es sólo culpa de la inflación…)

HAY ALGO PEOR QUE HABLAR EN UN CONCIERTOy es ese público que asiste por mero POSTUREO, por figurar, por decir “yo estuve allí y tú no”, le da igual quién esté tocando, lo que le interesa es chatear en su grupo de wasssap o publicar en su perfil de red social presumiendo de “estar en ese bolo” en una auténtica demostración de complejos ocultos, y aquí se pueden dar dos casos: ha pagado la entrada a precio de oro (y además presume de ello…), o peor: NO PAGARLA (es un tío güai que no tiene ni puta idea de música pero lo invita algún promotor porque está bien relacionado y trae a gente (como él ) al concierto…uffff). 

Entradas para un «grupo del que no tengo ni puta idea, pero como soy un idiota sin personalidad me dejo llevar por lo que dictan los medios”. Hablo de los que yo conozco como POSERS.

Es una perogrullada pero supongo que a estas alturas todos sabemos que promotores y organizadores son EMPRESAS (de hecho hay mucho hostelero metido a promotor de festivales, al que sólo le interesa cuántas entradas vende tal grupo aunque sea una puta mierda y no tenga ni puta idea de su música).

La música es un negocio que utiliza estrategias publicitarias, de marketing, de gastos, de ingresos, sociológicos…y “bobos” como estos posers pican el anzuelo y pagan auténticas burradas por una banda de la que conocen un trozo de canción pero quieren contarle a sus amigos que “yo estuve allí viendo una banda que lleva años y que nunca le hice ni puto caso pero esas EMPRESAS y medios varios, me la han metido por todos lados y como soy un borrego y un modas, voy porque así soy lo más !!»

Si no cómo es posible que personajillos que han escuchado como mucho el Highway To Hell o un fragmento de Shook me all Night Long paguen auténticas salvajadas por un concierto de AC/DC y se pasen todo el bolo de espaldas al escenario?

O el caso más reciente con la gira festivalera de PEARL JAM 2018, una banda que adoro, de la que he disfrutado varias veces en directo. Pero qué es todo ese revuelo que se ha formado con las entradas? SOLD OUT en cuestión de horas y a unos precios sangrantes !!!! JODER, resulta que ahora todo el mundo es fan de los de Seattle!!!!

No me voy a parar a comentar la “hipocresía” de la banda abanderada de la lucha contra promotoras y venta de tickets a precios abusivos…pero por qué ocurre esto?? Y no sólo me refiero a la reventa indiscriminada de la que muchos han hecho negocio.

Es un tema largo que daría para cientos de debates y lo que aquí he expuesto es tan sólo una visión muy superficial de lo que está ocurriendo en el negocio de la música en directo.

Ahí lo dejo.


COMPARTE

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021

Tema de Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: