BACK TO 2019

COMPARTE

Foto: Resurrection Fest 2019 by @laotralba

Parece que se acaba la pesadilla… El enemigo se debilita… y la música en directo vuelve (en realidad, la música en sí siempre ha estado ahí) pero da la impresión, viendo toda esa cartelada, que vuelve sólo para algunos.

Es obvio que el producto nacional es el 95% de los line-ups y de ese producto nacional hay bandas que están en decenas de festivales (bueno, este año son ciclos) …pero…eso no es nuevo no???

La iniciativa privada apenas existe y todo depende de subvenciones, ayudas, fondos etc etc. Qué promotor privado se arriesga a montar «algo a su manera«? Porque incertidumbre sigue existiendo. Y digo yo: si todo depende de ayudas públicas y demás, no de esa venta de entradas y demás factores «rentables», por qué no apostamos por lo nuevo, por lo emergente, por lo desconocido??? Quizás el público se lleve gratas sorpresas…

Pero…el bussines manda. Las grandes promotoras mandan y a sus artistas hay que colocarlos y recuperar el tiempo (y dinero perdido). Y siendo realistas, esto se trata de profesionales y, tristemente profesionalizados 100% hay pocos y, es lógico que esos pocos sean los siempre están ahí.

No me entendáis mal que igual me enredo, pero esas bandas más «pequeñas» deberían de dar un paso más. Tras esta «pesadilla» quizás muchas cosas deberían de enfocarse de otra manera para que ese submundo musical surgiese, abriendo los ojos, y ver que hay factores necesarios para una banda más allá del arte, de la creación y de la música en sí.

Y nosotros, los asistentes, (algunos) cruzamos dedos para poder asistir con libertad, sin sillas, sin mascarilla, volver a ese año 2019…

Y es qué, seamos sinceros, estos covidconciertos le gustaban a alguien??? pero bueno… algo aprenderemos…no???

Foto: Viva Belgrado by Raúl Simón

Y qué ocurre con las salas?? Las que queden… Las grandes olvidadas!!!!

Creo que toca renovación total. Especialización, campañas, programación para fidelizar público, concienciar al público (ignorante) de la importancia de apoyar a la cantera musical, que no todo son los grandes. Sigamos siendo románticos pero, el romanticismo y devoción no salvan negocios.

Vivimos momentos de euforia contenida, la explosión y esos «felices años 20» asoman la cabeza pero el grande será más grande, el pequeño más pequeño y otros desaparecerán si no lo han hecho ya… En fin creo que NADA cambiará respecto a 2019 y todo esto seguirá funcionando y siendo como era, para lo bueno y para lo malo.

Olvidamos pronto y esto es cómo los propósitos de año nuevo: mucha fuerza y ganas al principio pero, dos semanas después, vuelta a la rutina y a cometer los mismos errores. Somos animales de costumbres, pero hay hábitos que, en muchos de nosotros, todavía no se han convertido en costumbre. 


COMPARTE

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021

Tema de Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: