VENI, VIDI, VICI @ CRÓNICA DMT+HOLY MUSHROOM

COMPARTE

El sábado 6 de Octubre fuimos a uno de esos bolos que te dejan patas arriba.

DESERT MOUNTAIN TRIBE y HOLY MUSHROOM dieron uno de esos bolos que te golpean fuerte. De esos que aún semanas después, continuas rememorando y del que te enorgulleces por haber asistido y de los que, a su vez, te entristecen, hasta el tuétano, por la baja asistencia de público en la sala.

Algo que por desgracia ya es más habitual de lo que uno quisiera ver y que para una ciudad que supera los 250.000 habitantes, se puede catalogar de puto desastre.

La cita era en la sala Leclub, a priori, una de las que peor sonido ofrece en la lista de salas coruñesas, pero que en esta ocasión, estuvo a la altura de las bandas que actuaban esa noche.

Como es habitual, en la tertulia pre concierto, alrededor de unas cervezas, las expectativas en torno a los teloneros eran bajas, por no decir nulas. Banda desconocida y sin ninguna referencia sobre lo que hacían.

Pues menuda banda, señores. Apunten bien este nombre: Holy Mushroom.

Porque estos ovetenses son auténtica dinamita. Herederos del mejor rock psicodélico, Alberto Arce (guitarra), Pablo Argüelles (Batería) y Alex Castro (bajo, voz) llenaron la sala de riffs de guitarra, atmosféricos e infinitos, de suciedad y de ritmos progresivos catárticos con claras reminiscencias setenteras. Son hacedores de un sonido que lo mismo abraza al blues, que a los King Gizzard o que al Space Rock. Por momentos me recordaron a los Oso Leone, pero claro está, en una versión más encabronada y más contundente que los mallorquines. Sin florituras.

Uno no sabía si estaba de tripi, si había viajado a través de un agujero espacio- tiempo a los convulsos años setenta, ni cuántas cervezas llevábamos ya encima (eso era lo de menos, todo fluía, todo era perfecto).

La susurrante voz de Alex llegó incluso a sonar a la de Josele (Manta Ray, Elle Belga) en pleno Tin Pan Alley. Una auténtica pasada, oigan. Qué concierto este, en el que nos presentaron sus dos únicos trabajos editados hasta la fecha “Holy Mushroom” (2016) y “Moon” (2018)

Un bolazo que nos rompió los esquemas y que nos hizo levitar a las escasas veinte personas congregadas en la sala. Todo un viaje alucinógeno y astral como bien hace referencia su nombre. Recuérdenlo, Holy Mushroom.

Se presentaron en formato trío, y arrasaron, aunque en estudio, estén arropados por los teclados de Enol Cuesta, el cual les confiere si cabe, un aire más envolvente.

Ganazas de ver qué sucederá cuando incluyan al teclista en sus directos.

En noviembre inician una mini gira por tierras Galaico-Portuguesas que les traerá nuevamente a la ciudad, acompañados esta vez, de los coruñeses Dagla y los portuguese Jesus The Snake .

Apunten las fechas, no se arrepentirán.

2 nov. A Coruña, Sala Filomatic (debajo pódeis ver el cartel)

3 nov. Vigo, Pub Transylvania

4 nov. Viana Do Castelo, Portugal (Sala por confirmar)

Y si con en concierto de los asturianos flotamos, con lo que vino después, alcanzamos el nirvana: Desert Mountain Tribe

Llevaba toda la semana Julio Ruiz machacando con ellos en su Discogrande, así que después de escucharlos los días previos a tutiplén sabía que no iban a fallarme. Pero lo que no podía ni imaginarme era la contundencia y poderío de su enérgico directo. Un torbellino. Una ciclogénesis explosiva.

Se suponía que la banda Anglo-Alemana afincada en Londres vendría a presentarnos su último trabajo “Om Pavart Mystery” (2018). Disco que fueron a grabar a las islas Feroe, donde literalmente, no hay nada que hacer. Por lo que dedicaron cuerpo y alma a la grabación del disco.

Y digo se suponía, ya que lo que hicieron fue justamente lo contrario. Tan sólo unos pocos temas de su último disco fueron los que tocaron esa noche. Así da gusto. Nada mejor que conocer a una banda por sus inicios.

Encajan a la perfección en lo que podríamos etiquetar como nouvelle psych y que tan buenas bandas ha sacado en estos últimos años que incluiría a bandas tan dispares como Flying Lotus, The Wytches, Temples, King Gizzard, The Black Angels, TOY, Tame Impala etc.

Todo un recital de sonidos densos, psych, shoegaze, space rock y rock guitarrero que por momentos rezumaban post punk y kraut

Mete en una coctelera a los grupos arriba mencionados junto a los KVB, Jesus And Mary Chain, añádele unas gotas de Stone Roses, Moon Duo, The Charlatans o a los mismísimos Oasis y te saldrá un refrescante complejo vitamínico, un cóctel lisérgico y explosivo con aroma a añejo y con matices revisionistas y adictivos llamados, Desert Mountain Tribe.

Al igual que con Holy Mushroom, para todos aquellos te teníais algo mejor que hacer ese día, deciros que tendréis una nueva oportunidad de verlos en A Coruña, pronto.

SETLIST: Riders to the sea, Take a ride, Runaway, Heaven in hell, High drive, Hitzefrei ,It’s all good, Circles, Leave it all behind, Coming down, Way down


COMPARTE

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

Dejar una contestacion

© 2020

Tema de Anders Norén

Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: