AULA 11+KINGS OF THE BEACH+ESTEBAN Y MANUEL

COMPARTE

Fiesta, que fantástica, fantástica esta fiesta…

Pues sí. No lo podría expresar de otra manera. Lo que viví el sábado en la sala Mardi Gras de A Coruña, fue una auténtica fiesta.
No tenía muy claro lo que me iba a encontrar en ese mini festival que organizaba Clube Estrella Galicia y que contó con las actuaciones de Aula 11, Kings Of The Beach y Esteban y Manuel.

Y digo que no lo tenía muy claro ya que exceptuando a los Aula 11, al resto no los había visto en directo nunca. 

Nos presentamos en la sala con puntualidad meridiana, al más puro estilo británico, a las 21:30, pensando en el tirón que tienen ahora mismo Esteban y Manuel y que conseguirían llenar la sala desde primera hora. Craso error. La sala estaba completamente vacía. No presagiaba nada bueno; ¡Una cerveza, Jaume! 

Pasada más o menos media hora y unas cuantas (muchas) cervezas más, arrancó el primer bolo, ahora sí, con una jauría de teenagers en las primeras filas dispuestos a darlo todo delante de sus colegas: los Aula 11.

¿Qué harían las bandas sin los colegas? ¿Eh?
Pura energía y mucha actitud sobre el escenario la que derrocharon estos chavales de Carballo, dejando claro que hay relevo generacional y un futuro prometedor para el garaje y el RockGalaico.

Hecho que constatarían, poco después, en una sala por fin más llena, los vigueses Kings of the Beach.
Tremendo el bolazo que se marcaron. Rozaron la perfección. Ramalazos guitarreros a Go-Go, contundencia sonora a la batería y unas melodías casi propias de grandes bandas americanas que por momentos me hicieron dudar si los que sonaban eran ellos, Thee Oh Sees, King Gizzard o los putos Black Lips. Y eso que dicen que hacen surf!

Chapó para ellos y mucha mierda para el SXSW en Austin, Texas. Os lo habéis ganado. Por cierto, acaban de sacar su primer disco Super Akward, Fucking Awesome, el cual, olvidé comprarles, Mierda!

Y para finalizar la fiesta nada mejor que la banda de la que todo el mundo habla últimamente, los mueve bullates por excelencia: Esteban y Manuel

Sobre el escenario de la Mardi desplegaron todo un repertorio de cumbias, merengues y demás ritmos latinos aderezados con autotunes infinitos, bases electrónicas y una guitarra al más puro estilo Carlos Santana, que consiguieron hacernos bailar y disfrutar, incluso, rozando la vergüenza ajena.

No es que hayan inventado nada nuevo (véase por ejemplo Joe Crepúsculo), pero es que tiene mucho mérito que hayan conseguido, que muchos de nosotros, nos saquemos de encima a ese personaje que llevamos dentro (rancio y absurdo) que nos hace renegar de cualquier tipo de música que no sea de nuestro agrado o estilo. ¡Ole!

No nos desvelaron quién era Esteban y quién era Manuel, pero nos dio igual. 

Lo pasamos de puta madre.


COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *